Los lentes de contacto, suelen utilizarse como una forma de corrección de los problemas de refracción más comunes. Por ello es importante que quienes deseen utilizar o ya utilicen lentes de contacto, deban tener especial cuidado con su higiene, ya que, de lo contrario, podrían llegar a convertirse en un foco de infecciones para los ojos.

Las recomendaciones esenciales antes de colocar tus lentes son las siguientes:

  1. Lavar, enjuagar y secar las manos.

Lávese siempre las manos antes de manipular los lentes recomendamos que utilice jabón neutro (libre de grasas y perfumes) y una toalla que no suelto hilos.

2. Examinar el lente.

Con el lente situado en el extremo del dedo índice acérquese a la luz y asegúrese de que esté bien limpio, húmedo y sin roturas o partículas adheridas. Si se ve dañado deséchelo y utilice un nuevo lente.

3. Correcta posición correcta del lente.

Para esto, mire el perfil del lente: si está en la posición correcta, tiene forma de cuenco. Si por el contrario, los bordes están hacia afuera, el lente está al revés. (Proceda a invertirlo con mucho cuidado)

Procedimiento para colocar tus lentes:

Paso 1. Coloque el lente en el extremo del dedo índice, asegúrese que el lente esté húmedo y el dedo seco para evitar que el lente se quede pegado.

Paso 2. Con el dedo medio de la misma mano, jale el párpado inferior hacia abajo.

Paso 3. Utilice los dedos de la otra mano para levantar el párpado superior.

Paso 4. Coloque el lente con suavidad en la parte blanca del ojo (esclera) desprendiéndolo lentamente del dedo índice.

Paso 5. Baje la mirada, suelte primero el párpado inferior y después el párpado superior. Parpadee con suavidad, el lente se centrará automáticamente.

Procedimiento para retiro:

Paso 1. Después de lavar, enjuagar y secar las manos, mire hacia arriba y con el dedo medio jale el párpado inferior hacia abajo

Paso 2. Ponga el dedo índice sobre el borde inferior del lente deslícelo hacia la parte blanca inferior del ojo.

Paso 3. Manteniendo la mirada hacia arriba remueva cuidadosamente el lente con las yemas de los dedos índice y pulgar. Aprisione suavemente el lente y sáquelo del ojo.

¿Cómo cuidar tus lentes de contacto?

Paso 1. Tome el lente en la palma de su mano y vierta 3 gotas de solución de lentes de contacto sobre la superficie del mismo.

Paso 2. Frote con la yema del dedo cada una de las caras durante 10 segundos. De esta forma se remueven las proteínas.

Paso 3. Enjuague perfectamente el lente de contacto para guardarlo en el estuche.

Para la desinfección y conservación recuerda guardar tus lentes totalmente sumergidos en la solución para lentes de contacto, asegúrate que el estuche esté limpio y en buen estado.